En ILUMMINALED nuestro principal compromiso es con nuestros clientes, por eso cuidamos la calidad de los materiales que distribuimos, además de estar al tanto de los avances tecnológicos en el rubro de la iluminación.


En está ocasión queremos abordar brevemente la relación entre la iluminación y la salud. Primero debemos entender que la luz artificial puede afectar nuestra salud de distintas formas:


Una luz muy intensa puede causar un calentamiento inusual de nuestros ojos, sin embargo, las luces LED no tienen tal efecto. También una alta intensidad produce deslumbramiento, pero, a pesar de que las lamparas LED pueden superar hasta 1000 veces la intensidad de otras fuentes de luz artificiales, estos deslumbramientos no son dañinos para la salud, salvo en condiciones de manejo de autos o maquinaria debido a los riesgos obvios.


Existen algunos riesgos a la salud por el efecto estroboscópico o de parpadeo que todas las fuentes de luz artificial emiten, afortunadamente, las luces LED al emitir parpadeos superiores a los 200Hz, no tienen efectos negativos en las personas.